Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 17 febrero 2013

Los ojos de Kafka

kafka-ojos

Cuando Franz K se despertó aquella mañana se encontró sobre su cama convertido en silencio. Su cuerpo se había transformado en una coraza dura y neblinosa, tan pesada que le impedía moverse. Intentó gritar pero sus labios sólo expulsaban densas burbujas que estallaban en el aire produciendo un pitido ensordecedor.

Pasado el susto inicial, sus padres se aventuraron a entrar en la habitación, pero pronto se les hizo repugnante la presencia de K. No les gustaba someterse al examen de esos ojos callados, escrutadores. La quietud asfixiante de aquel cuarto les obligaba a escuchar sus propios pensamientos. Hacía crecer en ellos la conciencia de culpa por la incomprensión que siempre habían mostrado hacia el hijo excéntrico y solitario.

Una noche entraron en el cuarto mientras K dormía, lo ataron con gruesas cuerdas y lo arrojaron al río. Al chocar con el fondo, la rígida coraza se rompió en mil fragmentos que rodaron como diminutos ojos cristalinos por las profundidades.

Allí permanece aún diseminado el inmortal escritor. Desde su lecho transparente continúa sondeando los rostros de los transeúntes que se reflejan en las serenas aguas del Moldava.

Mercedes JR

Anuncios

Read Full Post »